Luis Rojas Marcos

Luis Rojas Marcos

Luis Rojas Marcos

Luis Rojas Marcos nació en Sevilla en 1943. Fue un niño de temperamento inquieto, travieso y distraído que cursó con dificultad la enseñanza primaria. Dotado de talento natural para la música, aprendió de pequeño a tocar el piano, la guitarra y, posteriormente, la batería, el instrumento ideal para un niño hiperactivo. Desde muy joven tuvo vocación de médico fomentada por las historias que su madre le contaba sobre su abuelo materno, médico rural en Santander.

En 1968, con 24 años y recién licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla, emigró a Nueva York, donde se especializó en psiquiatría en el Hospital Bellevue. En 1972 fue premiado por el Instituto Nacional de Salud estadounidense con una beca de tres años para investigar los efectos de la barrera del lenguaje en inmigrantes enfermos mentales Sus estudios pioneros demostraron que la barrera del lenguaje distorsiona significativamente la comunicación de estos enfermos. La divulgación de los resultados dio lugar a que en 1986, el municipio de Nueva York promulgara la Ley de Interpretes en las Urgencias por la que se obliga a los hospitales de la ciudad a tener intérpretes en las urgencias para examinar a los pacientes inmigrantes que muestren dificultad para comunicarse en inglés.

En 1981, Rojas Marcos fue nombrado por el alcalde de Nueva York, Edward Koch, director de los Servicios Psiquiátricos de la red de hospitales públicos de la ciudad. Su contribución más reconocida en este cargo fue la creación de Project HELP, el primer servicio médico móvil destinado a atender a enfermos mentales graves desamparados y sin hogar. En 1992 el entonces alcalde David Dinkins designó a Rojas Marcos máximo responsable de los servicios municipales de salud mental, alcoholismo y drogas. En 1995 fue elegido por el alcalde Rudolph Giuliani para el cargo de presidente ejecutivo del Sistema de Sanidad y Hospitales Públicos de Nueva York. Su área de competencia incluía los dieciséis hospitales municipales y la red de ambulatorios de la ciudad. Durante su mandato la calidad y eficiencia de los servicios alcanzó niveles sin precedentes. Como responsable de los hospitales públicos de la ciudad, el 11-S jugó un papel fundamental en las atenciones medicas y psicológicas a las victimas y a sus familiares.

En 2005 Rojas Marcos fue nombrado por el Estado de Nueva York miembro del Consejo de Medicina, organismo oficial que regula la profesión médica. Es también miembro de la Academia de Medicina de Nueva York y miembro distinguido vitalicio de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Durante cuatro décadas, Rojas Marcos ha compartido en conferencias y publicaciones sus observaciones sobre los retos a los que se enfrenta la salud de los pueblos. Entre sus obras destacan Las semillas de la violencia (Premio Espasa Ensayo 1995), Nuestra felicidad (2000), La fuerza del optimismo (2005), La autoestima, (2007), Corazón y mente, (2008) en colaboración con el cardiólogo Valentín Fuster, Superar la adversidad (2010) y Eres tu memoria (2011).

Su última obra publicada en España por Penguin Random House en marzo 2018, Somos lo que hablamos: El poder terapéutico de hablar y hablarnos.

En España, Rojas Marcos  asesora y apoya a instituciones preocupadas por temas sociales y de salud pública. Ha sido patrono de la Fundación “la Caixa” (2000-2010), es Doctor Honoris Causa por las universidades de Ramón Llull , el País Vasco y la Universidad de Burgos, y miembro de honor de la Sociedad Española de Psiquiatría. En 2010 el Gobierno español le concedió La Medalla de la Orden de las Artes y las Letras en reconocimiento a la proyección internacional de su trayectoria médica y literaria.

En la actualidad, Rojas Marcos armoniza su labor académica como profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York con la gestión de Médicos Afiliados de Nueva York (PAGNY), la organización sin ánimo de lucro compuesta de 3.500 médicos y profesionales de la salud que prestan sus servicios en siete hospitales públicos y en las cárceles de la ciudad.